Un viaje en el cuerpo: Impro

¿Mi nombre?

Dafne Yulissa


Te doy la bienvenida a éste experimental viaje, donde podrás omitir los juicios y prejuicios.

Descuida, aquí estarás en un lugar seguro, ponte comódx.


Te recomiendo que pongas un buen playlist que te relaje y te haga entrar en un estado de meditación.

¿LISTX?


………………………………………………..


Primero: No hay primero.

Segundo: No hay segundo.

Tercero: No hay tercero.

Punto.


La improvisación en el movimiento dancístico debes de comprender que no hay tal cual un seguimiento ni reglas para llegar a ello, quizá si herramientas, elementos, dinámicas, etc., si estas comenzando con este encuentro está perfecto, conforme avanzas en esta búsqueda, te sorprenderás lo capaz que puede hacer tu cuerpo y encontrar un estilo propio, no temas, comienza la exploración y a lo que me gusta llamarle “Viaje en el cuerpo”.


¿Cómo puedo comenzar este viaje?

Te comparto lo aprendido y experimentado:

Entrar en un estado de meditación es una buena opción, concéntrate en el presente, el estar aquí y ahora, date un buen tiempo si es necesario.

A veces solo queremos escuchar el cuerpo con su mayor libertad en movimiento, está bien, pero no dejes que te manipule tanto, se honesto con lo que sientes en ese momento, no más, no menos.

La música siempre será un factor que nos ayude, asegúrate de elegir una de tu agrado sin interrupciones, como también te recomiendo hacerlo sin ella y escuchar lo que se encuentra en tu entorno.

La ropa es una inspiración para jugar con ella y sentirte cómodx, además se obtiene una calidad diferente.

La imaginación nos lleva a otro mundo donde puedes encontrar nuevas sensaciones y emociones, créate una historia, cualquiera, puede ser hasta de fantasía, horror, tristeza, alegría.

Involucra las danzas, algún deporte, o actividad que domines para hacer un juego entre todas ellas, eso sí, sin caer en las costumbres que el cuerpo suele hacer por naturaleza.


Ahora bien, intenta un viaje interno, juega con la mente y que pasa dentro de tu cabeza.

Manda tus energías de un órgano a otro, déjate llevar por algún sonido interno o externo que produzca tu cuerpo.

Busca niveles, de pie, rodillas o en el piso.

Puedes intentar moverte desde las articulaciones, desde el hueso o musculo.

Si se te presenta otro factor más, no lo dejes a un lado, por favor juega con ello, escúchalo, pues es parte del viaje.

Recalco que, lo anterior no está escrito paso a paso, todos somos diferentes, cada cuerpo tiene una necesidad distinta, no todo te puede funcionar, pero si te ayudará a encontrar y explorar lo inusual, me he topado con personas que le dan la vuelta a la improvisación, te invito al juego, descubre más elementos para tu propio viaje, no temas, nada está bien y nada está mal, solo es estar y disfrutar el momento, siendo consciente y constante, podrás tener mayor comunicación con tu cuerpo-mente y descubrir un estilo de movimiento propio.


La danza es para todxs.



Dafne Yulissa

25 años

Performer/Coreografa

Monterrey, Nuevo León


Fotografía: Roberto Campos