La danza, un refugio

Existen situaciones que hunden a uno en la depresión, en el miedo, en las inseguridades.

Si, todo cuenta, perder familiares por ejemplo, mascotas, objetos, etc., todo cuenta. Sientes que ya nada tiene sentido, sientes que ese momento que te marcó volverá a suceder al siguiente día, no encuentras puerta para dejar de sentir esa intranquilidad, duermes sin dormir, vives sin vivir.

Sin embargo, existe un camino que te da la oportunidad de revivir, aquel que te deja expresarte y sacar tus miedos… la danza te abraza, la danza te refugia, te hace ser lo más invencible posible, brinda caminos para demostrar cada imperfección en perfección.

Te da paz, seguridad, pero lo más importante, te hace ser feliz, te hace vivir, y una vez toque el alma, nunca más la querrás soltar.


Daniela Karely Huchim Toloza

22 años

Bailarina y futura ingeniera Bioquímica

Ticul, Yucatán


Fotografía: Jorge Cárdenas